Ahora que ya tenemos claro que necesitamos una potencia corta para seguir rutas más endureras, vamos a continuar con el complemento perfecto: un manillar más ancho y de doble altura.

Y por qué más ancho? Cuanto más ancho sea el manillar, más control tendremos sobre la rueda delantera y conseguiremos que la bici sea menos nerviosa al ganar estabilidad. Por pura física, al estar los brazos más separados del eje de giro hacemos más palanca y por lo tanto necesitamos menos fuerza para girar. Esto también implica que cuando recibamos impactos laterales en la rueda delantera nos costará menos mantener la dirección y no perder la trazada.

Estas ventajas cobran mayor importancia para bicis que calcen 29″, ya que este tamaño de rueda lleva implícito que la bici sea más torpe.

Además, al llevar una postura en la que los brazos y hombros quedan más abiertos facilitamos la entrada de aire al expandir los pulmones.

Pero para toda parte buena siempre hay una contra negativa. Por ejemplo, al llevar una posición “más abierta” se ofrece más resistencia al aire. Quizás esto no es tan importante si no se hacen muchos kilómetros y lo que más valoramos son las bajadas. En cambio, sí que hay que tener en cuenta que al ser más anchos también nos costará más pasar entre los obstáculos. Es decir, ahora es más difícil meter la bici entre dos árboles así que habrá que calcular bien si no queremos darnos un buen golpe.

La clave es tener claro el tipo de salidas que nos gustan. En rally los movimientos son más previsibles, las trazadas más amplias e importa más la aerodinámica. En enduro los movimientos son más rápidos e imprevisibles y las trazadas más sinuosas y con curvas cerradas, con lo que un ancho de manillar mayor ayuda a manejar la rueda más rápido y llevarla a la trazada correcta, o mantenerla al pasar sobre obstáculos.

Actualmente, en bicicletas de rally/xc con ruedas de 29” se utilizan manillares planos de medidas en torno a 680-700 mm. En el caso de una bicicleta de enduro con ruedas de 27,5” el margen estaría entre 740-780 mm. Para ruedas de 26”, 740 mm puede ser más que suficiente.

Si compramos un manillar ancho pero se nos hace incómodo siempre se puede cortar hasta que demos con nuestra medida ideal. Si lo haces es necesario limarlo después para eliminar la peligrosa rebaba que queda. Si el manillar es de carbono quizás sea mejor idea llevarlo a un taller para que te lo corten.

Otro aspecto a tener en cuenta es la medida del rise. Es decir, la elevación de la doble altura (frente al plano que se suele utilizar en xc/rally). Los manillares de doble altura son más cómodos y permiten mejor control a expensas de perder ese punto de geometría racing que buscan los más ruteros.

Como último consejo, comentar que al fin y al cabo se trata de que cada uno vaya cómodo y seguro sobre su bicicleta. Existen múltiples combinaciones de potencia/manillar según sus diferentes medidas y ángulos.

A continuación os dejamos algunas sugerencias en diferentes medidas y a precios bastante asequibles:

Hussefelt Trutativ 700mm

Hussefelt Trutativ 700mm / #planbe
Comprar en Amazon: Hussefelt Truvativ 700mm

El Gallo Components 720mm

El Gallo Components / #planbe
Comprar en Amazon: El Gallo Components 720mm

Race Face Chester Riser 740mm

Race Face Chester Riser 740mm / #planbe
Comprar en Amazon: Race Face Chester Riser 740 mm

No olvidéis echar un vistazo a nusetros anteriores posts sobre compras en los que convertimos nuestras bicis en burras más adecuadas para la práctica del enduro: pedales, zapatillas, rodilleras, mochila y potencia

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


Sobre El Autor

banpeta

Ingeniero informático activo, creativo e inquieto. Disfruta con lo último en tecnología y en cuanto puede se escapa al monte con sus bastones o sobre su BTT.

Artículos Relacionados

css.php