Este fin de semana hemos salido con las bicis para pedalear por las tierras del vino y disfrutar de uno de los descensos más bonitos que hemos hecho hasta ahora, serpenteando por la Senda de los Tejos.

Comenzamos la ruta desde el pueblo de Anguciana y nos dirigimos hacia los Montes Obarenes. Atravesamos campos de viñedos que en esta época del año van cogiendo un color rojo precioso. Para cuando nos queremos dar cuenta, hemos llegado a Villalba de Rioja. El olor a uva recién recogida lo envuelve todo.

Camino a Villalba

Camino a Villalba

Comienza el ascenso, y poco a poco vamos ganando altura dejando atrás la presa de Villalba. Circulamos por caminos de tierra entre pinares, hasta que llegamos al punto en el que abandonamos la pista para coger una trialera que se adentra entre los árboles. Empezamos a disfrutar, y las espectativas crecen cuando llegamos al comienzo de la señalizada Senda de los Tejos.

Esta senda es espectacular para descender en btt a pesar de que está pensada para ser recorrida andando (hay un tramo con escaleras). El camino es bastante técnico ya que no deja de serpentear entre rocas, raíces y árboles, lo que nos obliga a mantener la máxima concentración. A pesar de todo, algún tramo nos permitió alcanzar cierta velocidad y la adrenalina corría por nuestras venas. Todo esto, unido a la belleza del entorno, lo convierte en un descenso memorable.

Senda de los Tejos 1

Senda de los Tejos 1

Senda de los Tejos 2

Senda de los Tejos 2

Una vez abajo, encaramos la subida a San Juan del Monte todavía con la sonrisa en la cara. Cogemos un pequeño desvío para no rodar tanto por pista y así poder disfrutar de los caminos endureros que nos regalan estos montes. Cuando llegamos al aparcamiento ya se ven señales que indican “Senda BTT” y a ella que nos dirigimos. Se trata de un trazado acondicionado para las bicis a lo largo del cual nos encontraremos con 3 o 4 plataformas de madera que nos permitirán hacer ciertos saltos y equilibrios.

Tras una fuerte pendiente final termina el descenso y comenzamos a rodear el monte por un camino llevadero pero que no deja de ascender. Enlazamos varios tramos de subidas y bajadas, pasamos al lado del Monasterio de Herrera y poco después llegamos a los campos donde tomamos de nuevo dirección a Villalba.

Viñedos

Viñedos

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php