Esta ruta NO CIRCULAR sube al Arangoiti en la Sierra de Leire, comenzando en Bigüézal y terminando en Lumbier, pasaremos junto al Monasterio de Leire en un descenso bastante exigente.

Dejamos uno de los dos coches en Lumbier y seguimos con el otro hasta el pueblo de Bigüézal, a poco más de un cuarto de hora. Con un buen físico y tiempo suficiente podría hacerse circular desde Lumbier haciendo este tramo pedaleando.

Comenzamos desde el mismo pueblo siguiendo la carretera que lo atraviesa. En seguida cogemos un desvío a nuestra derecha y entramos en una carretera de servicio para las antenas situadas en la cima. Recorreremos 9 km en los que debemos superar un desnivel positivo de unos 650 m.

Arangoiti desde la pista de servicio // #planbe

Arangoiti desde la pista de servicio // #planbe

Rodamos por asfalto más o menos bacheado, mientras ganamos metros por una cómoda pendiente. A la hora a la que hacemos esta salida los árboles nos dan bastante sombra, cosa que siempre se agradece.

Las zonas de sombra son bienvenidas / #planbe

Las zonas de sombra son bienvenidas / #planbe

Poco después del tercer kilómetro una barrera corta el camino y nosotros continuamos por la derecha en un corto descenso. Seguimos trabajando la subida hasta que salimos del bosque y ya podemos ver que nuestro objetivo va quedando más cerca. Los últimos dos kilómetros quizás sean algo más duros que lo recorrido hasta ahora, pero el premio de la cima nos da las fuerzas suficientes para no bajar el ritmo. En el horizonte Norte y Noreste los Pirineos hacen acto de presencia.

Foz de Arbayún. Bigüezal al fondo / #planbe

Foz de Arbayún, Bigüezal a su derecha y Pirineos al fondo / #planbe

Después de una hora de ascenso, coronamos el Arangoiti (1335 m). Hacia el Sur y a nuestros pies encontramos la masa azul del pantano de Yesa, bastante bajo en estas fechas. Más cerca de nosotros ya en la ladera de la sierra el Monasterio de Leire marca nuestro siguiente hito en el camino.

Pantano de Yesa desde Arangoiti / #planbe

Pantano de Yesa desde Arangoiti / #planbe

Vistas al Oeste desde Arangoiti / #planbe

Vistas al Oeste desde Arangoiti / #planbe

Y ahora empieza el reto, ya que no hemos encontrado ningún track que baje desde aquí hacia el Monasterio de Leire en mountain bike. Conocemos el camino de otra subida que hicimos anteriormente a pie y sabemos que habrá tramos peliagudos. Aún así, cogemos aire y nos lanzamos a por ello.

Primero deshacemos unos metros por carretera para coger el desvío a nuestra derecha que nos lleva a la cresta. Una vez en ella nos dirigimos hacia el Este siguiendo aún una pequeña pendiente. Zonas abiertas se intercalan con sendero estrecho. Encontramos también algunos pasos con piedra que nos obligan a pasarlos con la bici al hombro.

Las zonas más cómodas se dejan disfrutar / #planbe

Las zonas más cómodas se dejan disfrutar / #planbe

Seguimos cresteando hacia el Portillo de El Rallar (1210 m), donde no nos queda más remedio que hacer un pequeño porteo de menos de 5 minutos para salvar una zona de grandes rocas.

Inicio del porteo / #planbe

Inicio del porteo en el Portillo de El Rallar / #planbe

Al salir a un pequeño claro ya montamos sobre la bici y comenzamos a bajar por la ladera Sur. Durante los primeros metros seguimos un sendero estrecho que nos obliga a hilar bastante fino al pasar junto a los árboles que salen desde los márgenes, ya que casi no dejan paso al manillar.

Los manillares de las bicis de enduro no se llevan bien con las estrecheces / #planbe

Los manillares de las bicis de enduro no se llevan bien con las estrecheces / #planbe

Cuando el sendero gira hacia la izquierda en una zona abierta encontramos algunos tramos más rápidos.

Zona abierta girando a izquierda/ #planbe

Zona abierta girando a izquierda/ #planbe

La cosa se complica al pasar por zonas de piedras que encajonan el sendero. Hay que tener cuidado de no pegar con el manillar en los laterales, elegir una buena trazada y mantener el equilibrio y la velocidad para superar los obstáculos. Finalmente y después de mucha pelea, desembocamos en la Cañada de los Roncaleses (925 m).

En este punto hay dos opciones: seguir la cañada por terreno cómodo haciendo una serie de zigszags o atajar en línea recta por un auténtico pedregal. Por el título que tiene esta entrada, os imaginaréis cuál fue nuestra elección.

Hemos venido a jugar, así que elegimos la opción complicada / #planbe

Hemos venido a jugar, así que elegimos la opción complicada / #planbe

Nos lanzamos al rockgarden buscando trazadas donde se puede. La doble suspensión de las bicicletas hacen su trabajo superando el castigo al que las estamos sometiendo. A pesar de lo trabado del descenso, es muy divertido porque la anchura del camino nos permite elegir diferentes opciones e improvisar.

Festival de la piedra en el atajo / #planbe

Festival de la piedra en el atajo / #planbe

Termina el traqueteo al llegar a las inmediaciones del monasterio y conectamos con la Cañada de los Roncaleses que llega por nuestra izquierda.

Llegando al Monasterio de Leire / #planbe

Llegando al Monasterio de Leire / #planbe

Ya por carretera dejamos atrás el Monasterio de Leire (780 m) y rodamos rápidamente hasta el primer desvío a nuestra derecha, donde entramos en una pista bastante cómoda. Pasamos junto a varios merenderos mientras las antenas de Arangoiti nos vigilan desde las alturas. Un nuevo desvío a la derecha nos lleva cuesta arriba hacia el último esfuerzo del día.

Desvío a la derecha dejando el asfalto / #planbe

Desvío a la derecha dejando el asfalto / #planbe

Esta subida en la que superamos 170 metros positivos termina en el collado de Ibarra (924 m). Confirmamos que la luz va a empezar a escasear pronto así que soltamos frenos hacia el barranco de Ibarra.

Atardecer desde el collado de Ibarra / #planbe

Atardecer desde el collado de Ibarra / #planbe

Después de un primer tramo rápido por pista pasamos junto a a Balsa de Ibarra. Poco después el camino se convierte en un sendero disfrutón que nos lleva en descenso por la ladera norte de la sierra. Esta zona rocosa es relativamente técnica, aunque mucho más fluida que nuestro anterior experimento hasta el monasterio.

Lumbier con las últimas luces del día, desde la Senda de los Cazadores / #planbe

Lumbier desde el sendero, con las últimas luces del día / #planbe

Perdemos metros siguiendo este sendero hasta conectar de nuevo con pista (625 m) a la altura del pinar. El buen firme nos permite dejarnos caer rápidamente hasta el camping de Lumbier. Tras cruzar el puente medieval de la Sielva que sortea el río Salazar, llegamos al aparcamiento donde tenemos uno de los coches.

Track:

Videotrack:

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


Sobre El Autor

banpeta

Ingeniero informático activo, creativo e inquieto. Disfruta con lo último en tecnología y en cuanto puede se escapa al monte con sus bastones o sobre su BTT.

Artículos Relacionados

css.php