Con la primavera a la vuelta de la esquina el día se va alargando. Gracias a ello después del trabajo hay tiempo suficiente como para hacer salidas cortas cerca de casa antes de que oscurezca. En esta entrada comentaremos dos tardes en las que hemos salido a explorar nuevos caminos por la zona de Artxanda y Monte Avril, aprovechando lo que habíamos podido ver en las fotos satélite.

La primera ruta tiene como objetivo probar lo que fue el recorrido del Descenso Internacional de Galdakao en 2007. Así lo describía el track al menos, y nos propusimos acercarnos para comprobar si sigue siendo ciclable.

Saliendo desde el barrio de Begoña comienza la ascensión por carretera hasta el hospital de Santa Marina. En este punto empiezan los caminos de gravilla que nos conducen sin mucho esfuerzo hasta el abandonado Parque de Atracciones de Vizcaya.

Rodeando la entrada y el propio parque encontramos el inicio del descenso. Superamos saltos, peraltes y alguna rampa complicada hasta que llegamos a la presa de Arantzille. Bastante divertido y asequible, ya que se pueden evitar los saltos para los que no tengamos confianza. En este punto el reto era volver a Bilbao intentando no pisar la carretera nacional.

DH Galdakao / #planbe

DH Galdakao / #planbe

Presa de / #planbe

Entramos en Galdakao para volver a abandonarlo en seguida en dirección al monte. Ascendemos entre caseríos, rodando por asfalto y caminos de tierra en los que habrá que echar el pie al suelo en algún punto. Alguno de estos tramos lo dejamos pendiente para probar a hacerlo en descenso. Finalmente nos incorporamos de nuevo a las pistas de gravilla que nos conducen hasta Santa Marina.

Antes de llegar al hospital, tomamos un desvío a nuestra izquierda para probar un nuevo camino de tierra. En rápido y corto descenso llegamos al asfalto y desde aquí tomamos dirección Bilbao, para entrar por la zona baja de Txurdinaga.

En una segunda expedición, nos dirigimos hacia Artxanda. Ascenso por carretera siguiendo la calle Vía Vieja de Lezama hasta que termina el asfalto y pasamos a pista de gravilla. Una fuerte pendiente nos lleva a la carretera superior que llega hasta Enekuri.

El primer objetivo es hacer cumbre en el modesto San Bernabé (225m) y probar algún descenso desde su buzón hasta la Ermita con el mismo nombre. Para la subida desde la carretera, nos tocará empujar la bici en bastantes puntos debido a la estrechez del sendero. Preparad las piernas porque es difícil evitar los arbustos espinosos. En seguida llegamos a la cima coronada por un vértice geodéisco, y el sendero del descenso parece claro hasta que nos desviamos para probar suerte a nuestra derecha. Desde aquí hasta la ermita el avance es realmente penoso, ya que el camino que esperábamos que estuviera marcado era pura campa, teniendo que sortear toda serie de pinchos y maleza. Debíamos haber seguido el sendero de la cima desde el principio sin abandonarlo.

Cima San Bernabé / #planbe

Cima San Bernabé / #planbe

Cuando nos reencontramos con el camino y llegamos a la Ermita de San Bernabé nos dejamos caer por asfalto para ir paralelos al corredor del Txorierri y volver a ascender por la cuesta de La Ola. Duro repecho el que hay que superar, aunque no demasiado largo. Una vez arriba, seguimos la carretera que pasa por el mirador a Bilbao. Buscamos un camino que desciende desde la parte derecha.

Resulta no ser nada del otro mundo y terminamos de nuevo en Vía Vieja de Lezama. Todavía había luz así que volvemos a ascender empujando la bici por un camino de tierra realmente empinado. Por pista de gravilla alcanzamos de nuevo la carretera a la altura del colegio Trueba y nos dirigimos al merendero del León. Una vez en el parking, buscamos otro sendero desconocido para nosotros. Este empieza en la carretera que desciende desde el parking hacia Bilbao y termina en la carretera que va hacia Santa Marina. Este descenso es divertido a la par que técnico, ya que se trata de un trazado muy estrecho y ratonero que nos obligará a mantener el equilibrio y abusar de frenos.

Sendero a Santa Marina / #planbe

Sendero a Santa Marina / #planbe

Con la buena sensación de este último descubrimiento, volvemos a Begoña atravesando el barrio de Txurdinaga y terminamos la salida bajando por la Basílica y sus entretenidas escaleras.

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


Sobre El Autor

banpeta

Ingeniero informático activo, creativo e inquieto. Disfruta con lo último en tecnología y en cuanto puede se escapa al monte con sus bastones o sobre su BTT.

Artículos Relacionados

css.php