Viajamos hasta la comarca de Debagoiena para hacer una gran ruta exigente tanto técnica como físicamente. Se trata del track que siguió la pasada Mondran Bike 2016 hace unos meses, ubicada en Arrasate-Mondragón.

Aparcamos junto a la Universidad de Mondragón y nada más salir del coche la fría mañana nos saluda en forma de tortazo bajo cero. Bien abrigados, comenzamos a ganar metros subiendo por asfalto. Pasamos a hormigón y ya nos introducimos en el monte. Llegamos al primer cruce de caminos que encontraremos en la ruta, donde continuamos de frente-izquierda por pista.

Comienza el ascenso / #planbe

Calentando piernas lo antes posible / #planbe

Rodamos cómodamente entre los pinos hasta que tras un desvío, llegamos a una fuente. Desde este punto vamos a rodear el monte Murugain que tenemos enfrente, fácilmente identificable por la antena que lo corona. Pisteamos hasta el barrio de Suña (Zuriñao) y poco después el camino se vuelve interesante al convertirse en un estrecho e irregular sendero con caída a la izquierda.

Llegada a Suña, el pico de Anboto de fondo / #planbe

Llegada a Suña, el pico de Anboto de fondo / #planbe

Tras algún subeybaja, terminamos la vuelta a este monte llegando de nuevo a la fuente por pista. Seguimos bajando deshaciendo camino hasta que nos desviamos para subir una pequeña cima, donde encontramos una calavera sobre un palo marcando el comienzo del sendero de descenso. Resulta ser un divertido tramo que nos lleva hasta el inicio del enduro Druida.

Buen tramo totalmente habilitado / #planbe

Buen tramo perfectamente habilitado / #planbe

Hacemos el salto, pero no continuamos al ver una cinta que cruza el camino. Por si acaso estaba cortado, decidimos seguir el track que tenemos y continuamos hasta Mandogain, donde entramos en un nuevo descenso. Flow, peraltes y algún que otro salto asequible hacen de este tramo una auténtica delicia.

Disfrutando en los obstáculos / #planbe

Disfrutando en los obstáculos / #planbe

Cuando llegamos abajo nos encontramos junto a los pabellones industriales. Pedaleamos hasta el barrio de Garagartza donde comenzamos una dura subida por las faldas de Udalatx. Rodeamos una finca pasando junto a la valla de alambre de espino y llega el turno de los más fuertes, es decir, un rampón de los buenos.

Siguiendo la valla antes de empezar LA SUBIDA / #planbe

Siguiendo la valla antes de empezar LA SUBIDA / #planbe

La pendiente nos da un pequeño descanso para volver a exigir de nuevo. Alcanzamos la altura del GR que nos lleva hasta Udala… y seguimos subiendo. Por fin, llegamos a la parte alta de la ruta donde tenemos unas vistas increíbles desde esta especie de balcón natural.

Hayedo en las faldas de Udalatx / #planbe

Hayedo en las laderas de Udalatx / #planbe

Subimos los últimos metros atravesando hayas y nos colocamos en un sendero que toma dirección Este. La subida fuerte ya ha terminado. Alternaremos tramos más trabados en los que pedalearemos por tierra y roca, con cortas bajadas en las que tendremos que estar atentos para no saltarnos ningún desvío.

Faldas de Udalatx / #planbe

Faldas de Udalatx / #planbe

Udala ya queda atrás y llegamos al conocido enduro Errege pagodi. Tras unos primeros zig-zags más lentos, el descenso pasa a mantener la dirección a través de una larga pendiente plagada de rocas. Es difícil resistirse a la tentación de soltar frenos. Este tramo desemboca en asfalto, donde llegamos con la gran sensación de haber disfrutado como enanos.

Enduro Errege Pagodi / #planbe

Enduro Errege Pagodi / #planbe

Nos dejamos caer hasta la carretera que va a Kanpazar y la atravesamos con cuidado. Hacemos la aproximación hasta el siguiente tramo endurero sufriendo ya un poco a estas alturas de la ruta. Cuando alcanzamos la cota más alta, comienza el descenso hacia el enduro Anporreta TC4. Enlazamos con ese tramo y comienzan las curvas cerradas entre los troncos. Esta ladera es bastante sombría, lo que favorece la aparición de barro. La falta de agarre unida a las fuertes pendientes hacen que se complique bastante el pilotaje, lo cual aumenta el reto.

Fuertes pendientes en Anporreta / #planbe

Fuertes pendientes en Anporreta / #planbe

Una vez abajo, sólo falta volver por carretera hasta Arrasate comentando la jugada. Tal y como esperábamos en la ruta larga de una marcha de enduro, han sido 32 km bastante duros debido a la exigencia del terreno. Eso sí, compensa sobradamente gracias a la belleza del entorno y los cuatro interesantísimos tramos de descenso.

Todo esto sería imposible sin el gran trabajo que han hecho las personas que han preparado los diferentes tramos. Desde aquí agradecemos esa gran cantidad de horas invertidas y animamos a todo el mundo a que se apunte a la próxima Mondran Bike 2017.

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php