Hace prácticamente un año nos acercamos a Mimetiz para ver el I Open de España DH Zalla. Doce meses después y animados por el ambiente del Bilbao City Downhill, hemos decidido buscar el trazado que en su día vimos como espectadores para repetirlo.

Dejamos el coche en Mimetiz y comenzamos pedaleando por carretera entre la bruma. Tras una primera recta nos desviamos a la izquierda para rodar por asfalto por una tranquila zona, siguiendo la orilla del Cadagua. Pasamos por el barrio Bolunburu y volvemos de nuevo a la carretera para llegar al barrio de Herrera.

Bidegorri bajo la bruma / #planbe

Bidegorri bajo la bruma / #planbe

Tras pasar el puente sobre el río, giramos a la izquierda y comenzamos el ascenso. El firme es bastante cómodo y, exceptuando un par de rampas del principio, vamos ganando metros sin dificultad. Rodeamos El Mazuco (457 m) y tras una pequeña bajada continuamos la escalada.

Llegando al collado de Trasmosomos / #planbe

Llegando al collado de Trasmosomos / #planbe

Ya tenemos a la vista nuestra primera cima objetivo. Apretamos los dientes para el último esfuerzo y nos colocamos en el collado de Trasmosomos (617 m). Nos encontramos a los pies de Espaldaseca. Las señales verticales nos indican el camino a la cima, pero preferimos bordearla siguiendo la pista para ganar unos metros pedaleando por terreno más cómodo. Una vez que llegamos a la piedra, tiramos de empujabike para alcanzar la cima de Trasmosomos o Espaldaseca  (698 m).

(foto piedra)

Empujando la bici por el cuestón de Espaldaseca / #planbe

Empujando la bici por el cuestón de Espaldaseca / #planbe

Cima Espaldaseca / #planbe

Cima Espaldaseca / #planbe

Desde la sierra de Santxosolo tenemos muy buenas vistas debido a la prominencia del terreno. Nos disponemos a seguir cresteando en dirección Este siguiendo la muga entre Euskadi y Castilla y León. Rodamos por una preciosa senda, haciendo las cimas que vayamos viendo por el camino.

Cresteando Santxosolo / #planbe

Cresteando Santxosolo / #planbe

De esta manera llegamos sin mayores complicaciones a Peña Cana, también llamada Somokurtzio (686 m).

Cima Somokurtzio / #planbe

Cima Somokurtzio / #planbe

Senda totalmente ciclable / #planbe

Senda totalmente ciclable / #planbe

Continuamos por la cresta en ligero descenso enlazando tramos bastante ciclables a pesar de lo agreste del terreno. El siguiente buzón con el que nos encontramos es el del Rioya (678 m). La cresta se interrumpe para descender 260 metros verticales a través de una ancha ladera de hierba en la primera mitad, para luego atajar por la campa y evitar las zetas que hace la pista que llega desde nuestra izquierda.

Cima Rioya / #planbe

Cima Rioya / #planbe

Esta imagen muestra la escala comparativa entre el cuestón y una persona / #planbe

Esta imagen muestra la escala comparativa entre el cuestón y una persona / #planbe

De vuelta en la pista seguimos en dirección al Ilso. Subimos al Pico de la Peña (515 m) y evitamos el Pico de la Parca (525 m), ya ansiosos por llegar a la guinda de la jornada. Salimos a la explanada y subimos al Pico de Alecun (554 m). El Pico del Ilso (563 m) queda a tiro de piedra, pero como no tenemos claro cuánto tiempo nos llevará el descenso decidimos empezar a bajar.

Desde el Pico de Alecun se aprecia la impresionante bajada desde Rioya / #planbe

Desde el Pico de Alecun se aprecia la impresionante bajada de Rioya / #planbe

El primer obstáculo consiste en localizar el inicio de un descenso que, algo más de un año después, puede no estar tan marcado. Para nuestra sorpresa, no nos cuesta demasiado diferenciar una senda que se adentra entre los árboles superando saltos y curvas peraltadas. No había duda de que estábamos en la dirección correcta.

Pero no duró mucho la alegría, porque tras unos divertidos primeros metros llegamos a una pista y todo nuestro ánimo cayó al suelo. La ladera del monte por donde corría el tramo de descenso estaba totalmente arrasada debido a la deforestación. Maleza, pinos arrancados y pistas de barro con profundas marcas de rodaduras de vehículos pesados tiraban por tierra cualquier posibilidad de disfrutar de lo que vimos.

Esto es lo que queda del circuito de descenso / #planbe

Esto es lo que queda del circuito de descenso / #planbe

Nos obcecamos con encontrar el camino, pero después de cargar con la bici al hombro y ya con rasponazos por piernas y brazos decidimos rendirnos y buscar la bajada más fácil. Poco antes de llegar a la carretera del final de la ladera, recorremos algunos metros de lo que era el descenso original. Una auténtica pena haber perdido este trazado.

lotina

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php