A pesar de la bruma con la que se amanecimos el sábado, nos dirigimos a Durangaldea para disfrutar de una mañana de btt por el monte Oiz (1026 m). Oiz es un monte bocinero, conocido por sus maravillosas vistas y desgraciadamente por el accidente de avión más dramático ocurrido en el País Vasco, de esto ya hace 30 años.  (Enlace externo)

Nuestra marcha BTT arranca desde el aparcamiento entre el campo de fútbol y el cementerio que se encuentran de camino a Goiuria. Se comienza por carretera sin demasiado tráfico ascendiendo poco a poco sin descanso. Tomamos un desvío a mano izquierda indicado mediante una señal vertical y ya por pista asfaltada nos dirigimos hacia nuestro objetivo.

Carretera Goiuria

Carretera Goiuria

El ascenso es bastante cómodo rodando por buen firme y sin pendientes demasiado pronunciadas. Eso sí, una vez que llegamos al paso de Arreseburu y dejamos atrás la ermita de san Cristóbal nos enfrentamos a unas rampas que superan un desnivel de algo más de 200 metros, y que para ser el final de la subida se hacen bastante duras.
Pista hacia la cima

Pista hacia la cima

Última rampa

Última rampa

Una vez pasado este tramo final, ya estamos en la cima del monte Oiz con sus característicos molinos eólicos y antenas. Las vistas desde esta atalaya son impresionantes ya que no existen otros picos altos alrededor. Las nubes bajas se mantienen en los valles, pero a nuestra altura el cielo está azul y alcanzamos a ver desde Alto Campoo hasta el Pirineo aragonés. Más cerca, nos deleitamos con la silueta de Urkiola, Gorbeia, Mugarra, Jata, Santa Eufemia, Txindoki, Udalatx…Cimas tentadoras en todas las direcciones.
Cima Oiz NE

Cima Oiz NE

Buzón Oiz

Buzón Oiz

Fotos de la cima en calidad PHOTO SPHERE

Para el descenso decidimos no repetir el mismo camino de subida e improvisamos un poco. En la penúltima curva justo antes de llegar a la cima del Oiz, vimos una señal que indicaba recorrido btt. La seguimos a ver qué nos encontrábamos y atravesamos un tramo de unos 500 metros montándonos y bajándonos de la bici. Bueno, al menos fue más entretenido que la pista. Posteriormente hemos descubierto que se trataba de la R10 del Centro btt de Busturialdea Urdaibai, pero la verdad es que lo perdimos bastante rápido.
Siguiendo la línea de los molinos, bajamos por una ladera hasta encontrar pista asfaltada. Pudimos hacer un poco el gamba entre pinos y nos aventuramos por una pista a priori divertida que nos llevó hasta otra en bastante mal estado.
Cuando ya dábamos por hecho que acabaríamos siguiendo el asfalto en cuanto volviéramos a él, de pura casualidad nos topamos con el recorrido de la Marcha a Berriz que se celebraba al día siguiente. Lo seguimos sin dudarlo y se convirtió en el acierto del día. Recorrimos un tramo de tierra excelente, bien señalizado y en el que se podía alcanzar cierta velocidad. Disfrutamos de estos metros como enanos hasta que por fin abandonamos el recorrido para dirigirnos hacia nuestro coche.
Llegamos rápidamente por asfalto hasta los barrios bajos y para cerrar la ruta circular nos vemos obligados a seguir por carretera nacional durante algunos metros. Hay que prestar máxima atención en este punto a pesar de que existe un ancho arcén.
Para terminar el día recuperamos fuerzas con cervecita y rabas en la agradable terraza de Ikuspegi Erretegia, disfrutando del sol y las vistas sobre Urkiola. La guinda perfecta del pastel.

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php