Aprovechando el breve respiro que nos ha dado el tiempo este fin de semana, hemos salido cerca de casa a rodar por el Pagasarri.

Iniciamos la ruta calentando las piernas por las calles de Bilbao dirigiéndonos por el barrio de San Adrián hasta las oficinas de Iberdrola en las faldas del Paga. En este punto enlazamos con la carretera que nos conduce hasta la Ermita de San Roque, a través de la “cuesta del silencio” con sus mareantes desniveles de hasta el 26%.

Una vez superado este tramo más complicado, recuperamos el aliento llaneando por el camino largo (el de la izquierda) hasta el collado del Pastorenkorta. En este punto es donde nos desviamos de nuevo hacia la derecha, siguiendo un sendero que nos presenta tres rampas rompepiernas para que no nos relajemos. El último tramo de esta subida nos lleva directamente a la Cruz del Pagasarri, teniéndolo que hacer porteando las bicis sobre el hombro.

811117944_74681

Después de la obligada parada en el refugio donde retomamos fuerzas y disfrutamos de las vistas sobre “el botxo”, nos preparamos para el descenso. La pista nos lleva bordeando el Ganeta por la izquierda. A los pocos kilómetros nos encontramos con una barrera y el camino que sube desde Zorrotza o Larraskitu. Lo seguimos hasta el cruce, donde giramos a la izquierda para enlazar con una pista que nos dejara en la antigua cantera.

Una vez más, giramos hacia la izquierda en dirección hacia Arraiz. Poco antes de llegar debemos desviarnos por un sendero que nos lleva por una bonita bajada hasta la Planta de Zabalgarbi.

Desde allí nos dirigimos a Kobetas para bajar por la carretera hasta Basurto y volver a casa soltando un poco las piernas.

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


Sobre El Autor

Ruben

Puedes contar con él a las noches, a las mañanas y al mediodia. Le gustan los planes " improvisados" y no tiene prisa por irse a casa. La bici y la montaña son su debilidad.

Artículos Relacionados

css.php