Llega el momento de la peregrinación anual a la Zona Zero, capital del enduro nacional ubicado en la comarca del Sobrarbe (Huesca). Para el primer día decidimos hacer una de las rutas estrella: ZZ05 Peñas Cinglas y Coda Sartén, un acierto asegurado.

Como estamos alojados en Boltaña, comenzamos la ruta desde aquí a pesar de que el track empieza en Aínsa. Salimos del pueblo y pronto tomamos un sendero que pica hacia arriba, pasando más adelante a un terreno bastante roto.

Subidas técnicas, here we go / #planbe

Subidas técnicas, here we go / #planbe

Calificada como roja+, la dificultad de esta ruta no está sólo en las bajadas. Subidas técnicas por trialera nos obligarán a concentrarnos en cada pedalada, decidiendo el siguiente movimiento y tirando de físico. Rodeamos un barranco a nuestra izquierda y ya estamos subiendo por la ladera del cerro de Coda Sartén.

Remontando Coda Sartén / #planbe

Remontando Coda Sartén con el barranco a la izquierda/ #planbe

Poco a poco vamos llegando a la parte alta del cerro. La pendiente empieza a ser menos pronunciada y podemos tomar un respiro antes de comenzar el TC8 (1,97km, -194m) de las Enduro World Series celebradas en 2015 en esta ubicación. Rodamos rápidamente por sendero que sube y baja pasando por alguna zona con buenas vistas de la Peña Montañesa y el Pirineo.

Peña Montañesa desde Coda Sartén / #planbe

Peña Montañesa desde Coda Sartén / #planbe

En este tramo cruzaremos 3 vallas que debemos dejar tal y como las encontremos. Al entrar en la parte final del descenso el terreno cambia y se empieza a ver caída a los lados del sendero. Superamos un par de escalones y llegamos a uno de los puntos más icónicos de la Zona Zero.

Antes de llegar al paso veremos señales de aviso / #planbe

Antes de llegar al paso veremos señales de aviso / #planbe

Con una buena caída a nuestra derecha (desde que  se celebró el mundial se ha instalado una valla de seguridad en el lado izquierdo) y un escalón en mitad de la pendiente, completar este paso por la afilada marga se convierte en un auténtico subidón de adrenalina.

El famoso paso por la marga de Coda Sartén / #planbe

El famoso paso por la marga de Coda Sartén / #planbe

Todavía comentando la jugada y con una sonrisa en la cara, vadeamos un río y pasamos junto a la Cruz Cubierta antes de llegar a Aínsa por el aparcamiento municipal junto al Castillo. Atravesamos el patio de armas del Castillo en dirección a la Plaza Mayor.

Entrada al castillo / #planbe

Entrada al castillo / #planbe

Nos encontramos en el casco histórico de una población, por lo que hay que bajar la velocidad y respetar al peatón. Recorremos las empedradas calles medievales dejándonos llevar por la pendiente y tras bajar unos tramos de escaleras, llegamos a la carretera  de la parte baja del pueblo.

Casco histórico de Aínsa / #planbe

Casco histórico de Aínsa / #planbe

Justo después de cruzar el puente sobre el río Ara podemos cargar agua en una “fuente” que hay bajando unas escaleras a la derecha. De nuevo sobre la bici, cogemos la pista que con fuerte pendiente comienza junto al Mesón L’Aínsa hacia la sierra de Partara. El sol ya golpea fuerte a estas horas, así que sudamos de lo lindo para remontar el desnivel hasta el collado conocido como Cruceta Bruello.

Llegada a Cruceta Brello / #planbe

Llegada a Cruceta Bruello / #planbe

Aprovechamos la sombra antes de retomar la marcha siguiendo la señal hacia la Sierra de Partara. Toca pedalear adaptándonos a piedras y raíces por un sendero trabado que no termina de empezar a bajar. Por fin llegamos al banco junto al letrero que marca la cima de Partara (859 m), donde podemos descansar unos segundos disfrutando de la panorámica.

Mirador en la cima de Partara / #planbe

Mirador en la cima de Partara / #planbe

A partir de aquí, sillín abajo y bajadota por el sendero de Peñas Cinglas, correspondiente al TC1 (1,92km, -293m) de las EWS. Perdemos altura rápidamente siguiendo este trazado con bastante flow bajo las copas de los árboles, sin llegar a alcanzar altas velocidades. Los tramos en los que rodamos cerca del acantilado siguen ofreciendo bonitas vistas hacia Aínsa y la omnipresente Peña Montañesa. Cuando nos alejamos del cortado la pendiente aumenta y la diversión continúa.

Peñas Cinglas/ #planbe

TC1 Sendero de Peñas Cinglas / #planbe

Poco a poco empieza a escucharse el murmullo de las aguas del río Ena al fondo del barranco. Al salir del bosque nos topamos inmediatamente con el río. Este es un lugar idóneo para darse un baño en cualquiera de las pozas a la vista. Hay que tener cuidado en época de tormentas porque las crecidas pueden aparecer con mucho caudal. Cruzamos el río y seguimos un cómodo sendero que discurre junto a la orilla izquierda.

Baño y vadeo del río Ena / #planbe

Baño y vadeo del río Ena / #planbe

Un poco más adelante giramos hacia el Oeste para enlazar tras un corto repecho con la carretera que llega al barrio de El Grado. Aquí encontramos una revitalizante fuente con agua fresca de la que damos buena cuenta. Dejamos atrás las pocas casas que forman este núcleo y después de un corto tramo de subida peleona nos colocamos cerca de Guaso.

Tramo de subida desde El Grado a Guaso / #planbe

Tramo de subida desde El Grado a Guaso / #planbe

Antes de llegar a Guaso cogemos un sendero que desciende rápidamente hasta el río Sieste. Al otro lado nos espera la carretera que pasa junto al camping de Boltaña.

Cruzando el río Sieste / #planbe

Cruzando el río Sieste / #planbe

Poco después atravesamos Margudgued. Para terminar, dejamos atrás el Monasterio de Boltaña y rodamos por carretera los últimos kilómetros hasta Boltaña, donde aprovechamos a refrescarnos en su conocida gorga de aguas frescas y cristalinas.

Gorga de Boltaña / #planbe

Gorga de Boltaña / #planbe

 

Otras rutas cercanas:

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php