La Peña de Santullán llama la atención cuando conducimos por la A8 y antes de llegar a Castro vemos esa gran cicatriz en la montaña que la cantera no para de agrandar. En esta ruta recorreremos la cresta desde el oeste hasta hacer cima y volver a Santullán.

Llegamos a Santullán (82 m) y conducimos hasta el cementerio cercano a la vía verde, donde encontramos una zona cómoda para aparcar. Desde aquí mismo seguimos las señales del Camino de Santiago subiendo a la CA-250. Tras dejar atrás el frontón pasamos junto a la iglesia de San Julián y atravesamos la localidad. Cuando salimos a una rotonda cercana a la cantera encontramos un camino para peatones pintado de rojo que discurre por el lado derecho en dirección Sámano.

Rotonda y camino peatonal a la salida de Santullán / #planbe

Rotonda y camino peatonal a la salida de Santullán / #planbe

Al terminar el camino peatonal unos metros más adelante pasamos a caminar por el arcén de la carretera con precaución. Se puede decir que este es el tramo menos atractivo de la ruta pero en seguida termina. Al llegar al extremo occidental de la montaña vemos los primeros pabellones del polígono industrial El Vallegón. Nos dirigimos directamente hacia la primera nave y tras ella encontramos un difuso sendero.

La subida empieza detrás de la primera nave / #planbe

La subida empieza detrás de la primera nave / #planbe

Existe una senda que aparece en los mapas y supera esta ladera occidental. A pesar de ello, el sendero está tan poco marcado y tenemos tan clara la dirección que debemos tomar que decidimos improvisar nuestro camino hacia la parte alta a través de este terreno kárstico .

Ganando altura por la ladera oeste / #planbe

Ganando altura por la ladera oeste / #planbe

Sin que la pendiente dé un respiro, seguimos ganando altura enfilando un poco hacia el sur para pasar entre la Peña de Sámano y la Peña del Castro. Vamos empalmando pequeñas sendas abiertas por el ganado siguiendo el camino que nos va pareciendo más oportuno.

Al llegar al collado que separa estas dos cimas descubrimos el bonito paisaje que se esconde en la cara sur de esta montaña. Un precioso encinar cantábrico recogido en esta tranquila zona nos hace imaginar cómo era esta montaña antes de ser atacada por la cantera. Por suerte la cantera aún no ha llegado hasta esta zona, pero viendo el ritmo que lleva no sé cuánto aguantará así… Mientras tanto, disfrutemos.

Vistas de la zona sur desde el collado / #planbe

Vistas de la zona sur desde el collado / #planbe

Ya no hay tanta pendiente y subimos directos a por la primera cima del día girando a nuestra izquierda. Comienzan a aparecer ya en gran número las piedras que nos van a acompañar durante toda la travesía por la cresta. La cima de la Peña de Sámano (335 m) está marcada por un pequeño hito de piedras.

Cima de la Peña de Sámano, vistas a Castro Urdiales / #planbe

Cima de la Peña de Sámano, vistas a Castro Urdiales / #planbe

Abandonamos el lugar buscando el cresterío en la zona norte. El objetivo principal de la ruta queda enfrente, mostrándonos su cara más espectacular. Existe un sendero que discurre por la parte inferior, pero queremos llegar hasta la base de la peña haciendo nuestro propio recorrido por la cresta para hacerlo más interesante.

Hacia la cresta de Santullán desde la Peña de Sámano / #planbe

Hacia la cresta de Santullán desde la Peña de Sámano / #planbe

Los buitres vigilan nuestro avance mientras estudiamos nuestros siguientes pasos sobre las rocas. A mitad de cresta pasamos junto a un gran mojón. Una zona despejada es el preludio antes de que la pendiente vaya haciéndose más pronunciada.

Volviendo a subir después del mojón / #planbe

Volviendo a subir después del mojón / #planbe

Debemos ganar altura antes de atacar la cima situada sobre una cúpula rocosa. Hacia allí nos dirigimos sin pérdida, atravesando un laberinto de rocas afiladas que hace el camino más interesante. Seguimos improvisando ya que hasta ahora ha salido bien la cosa.

Cara sur antes de pasar a norte para la parte final / #planbe

Cara sur antes de pasar a norte para la parte final / #planbe

En la última parte de la ascensión debemos pasar de sur a norte y seguir ahora sí las marcas amarillas. El sendero sortea el desnivel trepando entre piedras. Tras un último empujón ya estamos arriba, donde encontramos el buzón de la Peña de Santullán (476 m).

Cima de la Peña de Santullán, vistas al norte / #planbe

Cima de la Peña de Santullán, vistas al norte / #planbe

Si el día está despejado tendremos unas interesantes vistas a pesar de la poca altura de esta montaña. Hacia el este aparecen entre la bruma lejana las paredes de Itxina, Gorbeia, Urkiola… Cerca de nosotros la Peña Otañes y el Pico de la Cruz, cubiertos de piedra y posible ampliación de la ruta en la bajada. Al oeste queda el cercano Cerredo, mientras que al norte entre nosotros y el Cantábrico sólo hay espacio para el valle de Sámano, Castro Urdiales y Mioño. Al sur, Alén y Ventoso.

Deshaciendo el último tramo de la subida por el norte / #planbe

Deshaciendo el último tramo de la subida por el norte / #planbe

Para el descenso deshacemos nuestros pasos de la parte final. Primero destrepamos el tramo de la cara norte, pasamos a la ladera sur y ahora sí, buscamos y seguimos el PR balizado con marcas blancas y amarillas.

Descenso hacia la pista de la cantera  #planbe

Descenso hacia la pista de la cantera / #planbe

Un poco más abajo alcanzamos a ver la pista de la cantera, que desciende haciendo un amplio zig-zag. Hacia ella nos dirigimos, metiéndonos en ella en una curva.

Conexión con la pista de la cantera / #planbe

Conexión con la pista de la cantera / #planbe

A partir de este punto las complicaciones desaparecen y sólo tenemos que caminar dejándonos llevar hasta el coche. Seguimos esta pista unos cuantos metros descendiendo hacia el este hasta cruzar la puerta que marca la entrada a la cantera. Antes hemos sido testigos del destrozo de la cara este-sur.

Cara este de la Peña Santullán, totalmente devastada por la cantera / #planbe

Cara este de la Peña Santullán, totalmente devastada por la cantera / #planbe

Hicimos esta ruta en sábado y los camiones estaban trabajando. Uno de los conductores nos llamó la atención, así que si no es festivo habrá que pasar por esta zona con cuidado de no molestar o evitarla haciendo un importante rodeo. (Aunque viendo que la cantera se salta la legalidad vigente, no veo por qué nosotros debemos de cumplir lo que ellos nos digan…) La pista gira ahora a la izquierda bordeando la maltrecha ladera este.

Si tenemos tiempo en este punto podemos alargar la ruta ascendiendo a la cercana Peña Otañes. No es nuestro caso, así que seguimos perdiendo altura mientras el olor a eucalipto va inundando el ambiente. Al llegar de nuevo a Santullán cerramos la circular caminando hasta el cementerio.

Pista a Santullán bordeando la cantera / #planbe

Pista a Santullán bordeando la cantera / #planbe

Recomendamos leer este artículo en el que se habla del conflicto y la situación de la explotación de esta cantera. Antes de leerlo ya podíamos intuir a simple vista que no es normal lo que está pasando en esta explotación minera.

Track:

Videotrack:

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php