En esta ruta vamos a caminar a través de uno de los macizos kársticos más importantes de Cantabria. Ascenderemos Solpico y Candina, pasando por los famosos Ojos del Diablo.

Comenzamos desde el aparcamiento habilitado en el kilómetro 161 de la carretera N634, cerca de la salida a Oriñón en la A8. Al lado del coche encontramos una señal que nos conduce hacia un sendero que se adentra en la vegetación.

Señal en el aparcamiento/ #planbe

Señal en el aparcamiento/ #planbe

Avanzamos ascendiendo hasta que llegamos al collado que nos coloca junto a la Hoya Tueros. Es una auténtica pena ver cómo se encuentra la zona después de un incendio reciente. Debemos descender unos metros para volver a subir de nuevo por la ladera situada frente a nosotros.

Subida hacia Hoya Falluengo / #planbe

Subida hacia Hoya Falluengo / #planbe

El sendero comienza a llanear y nos coloca en la Hoya Falluengo, la cual bordearemos por la derecha siguiendo una señal vertical situada junto a un panel informativo. Para llegar hasta los Ojos seguiremos las marcas en forma de círculos rojos. Tomamos como referencia una antigua encina junto al camino y hacia allí nos dirigimos.

Bordeando Hoya Falluengo / #planbe

Bordeando Hoya Falluengo / #planbe

Tras pasar este árbol centenario, el sendero gira hacia la derecha y gana pendiente. Una vez superado este pequeño repecho, nos situamos en una nueva depresión y continuamos ascendiendo en busca del paso que esquiva la cima de nuestra izquierda. Comienzan las primeras vistas sobre el mar. Una rampa nos conduce hacia los últimos metros de la subida antes de entrar en la Hoya de Llanegro.

Últimos metros antes del paso / #planbe

Últimos metros antes del paso / #planbe

En esta zona encontramos restos de construcciones correspondientes a una antigua explotación minera y prueba de ello es la bajada al centro de la hoya, en la que se puede ver claramente el camino por el que subían las carretas repletas de mineral.

Continuamos descendiendo por dicho camino hasta que nos desviamos a nuestra derecha en busca de los Ojos del Diablo, también conocidos como Arcos de Llanegro. Tras pocos metros desde el desvío, alcanzamos los fotogénicos orificios en la piedra.

Ojos del Diablo / #planbe

Ojos del Diablo / #planbe

Nuestro objetivo es rodear la hoya por su parte superior, pasando por las cimas de Solpico y Candina. Tras picar algo, dejamos el mar a nuestra derecha y seguimos un sendero que sale desde los Ojos en dirección Oeste que rápidamente comienza a ascender. No hay que confundir el sendero que llanea y se dirige hacia Liendo paralelo al mar.

Hoya de Llanegro / #planbe

Hoya de Llanegro / #planbe

En esta zona no corre el viento y buscamos salir de este horno lo antes posible. Después de sudar un poco, cambiamos de ladera y subimos hasta la cima de Solpico (486 m).

Cima Salpico / #planbe

Cima Salpico / #planbe

Siguiendo la cresta con la vista es inconfundible la silueta de Peña Candina. Tomamos esa dirección y avanzamos por la parte superior, con vistas inigualables prácticamente en cualquier dirección. Encontraremos círculos naranjas que nos ayudarán a no perder el camino.

A Candina por la parte superior / #planbe

A Candina por la parte superior / #planbe

El terreno no es excesivamente complicado pero como siempre en este terreno kárstico, hay que poner atención en dónde ponemos los pies para evitar una inoportuna torcedura o tropezón. Pasamos bajo la cima de Candina (489 m) para rodearla y alcanzamos el buzón sin demasiado esfuerzo.

Cima Candina / #planbe

Cima Candina / #planbe

Abandonamos la cima girando hacia nuestra derecha para tomar dirección Sureste. Descendemos siguiendo un camino bastante desdibujado, hasta que llegamos a un pasillo flanqueado por altos muros de piedra. Nos introducimos en este lugar lleno de encanto mientras seguimos bajando por terreno irregular.

Entrada al pasillo de piedra / #planbe

Entrada al pasillo de piedra / #planbe

Al salir de este paso nos topamos con un PR y avanzamos más cómodos. Giramos a nuestra izquierda siguiendo este sendero y llaneando a media ladera. En esta ocasión las conocidas marcas blancas y amarillas y los hitos ayudan a guiarnos con facilidad.

Finalmente, descendemos una larga ladera para llegar al camino por el que hemos llegado en la ida. Deshacemos nuestros pasos y en seguida llegamos a la encina que habíamos tomado como referencia horas antes. Continuamos bordeando Hoya Falluengo, bajamos y subimos cerca de la Hoya Tueros y por último nos dejamos caer hasta el coche.

Últimos metros hasta el coche / #planbe

Últimos metros hasta el aparcamiento / #planbe

Powered by Wikiloc

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php