Esta ruta tiene más de aventura y menos de ruta. Los que disfruten devorando kilómetros sin dejar de pedalear pueden dejar de leer. En cambio, los exploradores que no tengan problema en cargar con la bici al hombro cuando sea necesario van a poder disfrutar con esta salida.

Comenzamos desde el barrio de Ugarana (Dima), a la altura del frontón. Nuestro objetivo es la cueva de Baltzola, a donde podremos llegar siguiendo una ruta circular. Para la subida es mejor seguir el tramo de carretera que llega hasta el barrio de Bargondia, para terminar en la ermita de San Lorenzo, ya en el barrio de Baltzola.

Una vez allí, a nuestra derecha desciende una carretera entre casas. Seguimos ese camino en dirección a las cuevas y enseguida el asfalto da paso a la tierra. Tras cruzar un pequeño puente y siguiendo la pista, vemos a nuestra derecha un arroyo que se introduce en el túnel de Abaro atravesando sus 70 metros. Este túnel es “ciclable” si el río lleva poca agua y se tiene espíritu aventurero, pero esta vez no hemos podido recorrerlo debido a que las fuertes lluvias de esta semana han hecho que fuera impracticable.

Continuamos por la pista y empezamos a descender. Tras unas pocas curvas llegamos a una señal vertical que nos indica la dirección a seguir para llegar a una de las entradas de la cueva. Descendemos con la bici a hombros por el estrecho camino intentando no resbalarnos. Al llegar a la entrada, lo primero de lo que uno se da cuenta es de lo mucho que disfrutan los escaladores de este entorno. Prueba de ello es la gran cantidad de material de escalada que cuelga del techo.

IMG_20140126_113406

Atravesando un agujero en la roca en la parte inferior izquierda, se puede entrar en la cueva a nivel de suelo. Para salir por la otra entrada hay que cruzarla de lado a lado, por lo que es necesario llevar linterna o frontal. No será mucho tiempo de oscuridad, pero hace falta ver dónde se pisa ya que con la bici y la humedad es fácil resbalarse.

2014-01-26 12.06.26

Tras una breve exploración, estamos otra vez fuera y volvemos a cargar la bici al hombro. Será un pequeño tramo hasta incorporamos de nuevo al camino que habíamos abandonado antes, y que nos lleva al barrio de Indusi. Antes de llegar allí, pasaremos por debajo de un curioso monumento natural, el Jentilzubi, rodeado de historias de la mitología vasca.

2014-01-26 12.18.20

Ya en Indusi, si todavía nos encontramos con fuerzas puede alargarse la salida y ascender el Urrekoatxa, coronado en su cima por una antena. Este hecho nos invitó a pensar que habría buena carretera para llegar hasta allí, pero en nuestro caso seguimos un track que nos llevó por zarzales y pendientes imposibles. Ascenso penoso empujando la bici aunque eso sí, una vez arriba cuando enlazamos la pista principal disfrutamos de unas bonitas vistas del Gorbeia y Urkiola. Para descender cometimos el error de seguir con el mismo track y el descenso fue igual de malo. Pero bueno, si alguien se anima a alargar la ruta hasta esta cima supongo que será cuestión de elegir otra ruta en condiciones. Merece la pena.

Cima Urrekoatxa

Cima Urrekoatxa

 

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php