Este fin de semana nos hemos levantado con ganas de visitar los montes del duranguesado, la pequeña suiza, y decidimos hacer una circular pasando por la cima del Untzillaitz.

Vamos a realizar la subida clásica, y la salida comienza en el pueblo de Mañaria. Podemos dejar el coche en cualquiera de los aparcamientos cercanos al frontón. Desde allí por la carretera en dirección a Durango, debemos atravesar un puente asfaltado que queda a nuestra derecha. Una señal vertical de madera nos confirmará que estamos en el puente correcto.

La subida comienza atravesando un hayedo y enseguida nos damos cuenta de la fuerte pendiente que nos va a acompañar todo el camino. A pesar de la modesta altitud de nuestro objetivo, el desnivel a superar en tan pocos kilómetros es considerable.

Subiendo desde Mañaria

Dejamos atrás el arbolado y nos encontramos ascendiendo por la cara norte. Aquí estamos al descubierto y el sol empieza a castigar. En las paradas para beber agua aprovechamos para deleitarmos con la panorámica sobre el valle del Ibaizabal.

 Paanoramica Ibaizabal

Tras superar varios repechos alcanzamos finalmente la cima y su buzón. El día acompañaba y teníamos buenas vistas en todas direcciones: Anboto, Udalatx, Gorbeia, Mugarra, Oiz… A pesar de todo, el viento pegaba bastante fuerte así que llenamos el estómago lo más rápido que pudimos y enfilamos el descenso.

Cima Untzillaitz

La bajada la realizamos por la vertiente sur, conocida como la pequeña diagonal de Leureta. Para llegar a ella, una vez situados en la cima hay que seguir la arista en descenso durante unos metros y girar a nuestra izquierda.

Desde arriba el camino parece arriesgado, pero la verdad es que resulta relativamente sencillo una vez que lo transitamos. Eso sí, debemos ir con precaución y sin prisa, ya que la caída que nos acompaña a nuestra derecha es imponente. En las imágenes podemos ver en primer lugar a dónde nos dirigimos, y en la segunda imagen de dónde venimos.

Salida de Leureta

Entrada a Leureta

Nos alejamos de la pared y finalmente llegamos al collado de Elosu para tomar una pista forestal que nos llevará de nuevo a Mañaria.

Con una cerveza fresquita terminamos esta salida que me ha gustado más de lo que esperaba. Buenas vistas en la cima y un ascenso y descenso bastante entretenido.

 

Try, Comment & Share

>> Comparte si te gusta, hazlo si te animas


css.php